Seleccionar página

La computación distribuida, en la cual cabe resaltar el célebre proyecto Beowulf, tiene una historia de décadas  y es solamente uno de los tantos aspectos relevantes de la industria modernamente, lo mismo que la disposición voluntaria a terceros de potencia computacional no utilizada. El caso reciente más notable de aprovechamiento de potencia es sin duda el de Yahoo, el cual ha colocado a disposición de la comunidad científica la capacidad ociosa de su supercomputador en cluster, tal como acaba de anunciar la prestigiosa revista Scientific American en su artículo «Yahoo! Unleashes Teraflops of Processing Power for Research». Todo un ejemplo a seguir por otros.