El relativismo es peligroso

Los más grandes filósofos griegos criticaban la actitud relativista (no hay verdades) y por ello consideraban irrazonables a los sofistas.

En efecto, el relativismo es peligroso. Permite adoptar cualquier posición, dado que si todo es igual de posible, no hay impedimento hasta a decidirse por la tiranía.

<

Esta cita es de «El escepticismo clásico y moderno como precursores de las teorías postmodernistas», en todo caso mencionada en pantalla: https://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-11712004000200004.

Hay quienes no saben qué eran los escépticos y de dónde salió el escepticismo. Sugiero «EL ESCEPTICISMO ANTIGUO: PIRRÓN DE ELIS Y LA INDIFERENCIA COMO TERAPIA DE LA FILOSOFÍA» en este número de la U. de Murcia.

¿Cómo nace el escepticismo?

El relativismo conduce al reinado «soy lo que soy» y punto. Uno encuentra que se llama coach a quien promueve que cada quien debe aceptarse sin condiciones y tonterías de ese tipo. Les explico porqué.

El relativismo, eso de que nada es verdad, ha llevado a desastres como el hecho de que se acepte basura como arte.

Sobre cristianismo y relativismo:

¿Es legítimo hablar de una religión? Pues claro.

Otra cosa es que haya que saber hablar de religiosidad, lo mismo que haya que saber hablar de política.

Solo se puede hablar de política o religión cuando se sabe hacerlo.
Esta entrada ha sido publicada en Derecho, Filosofía, Hermenéutica, Moralidad en derecho y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.