La marihuana no es inocua, ni en salud ni para la sociedad. Tampoco las drogas.

Sin rodeos: el uso de marihuana está ligado a la esquizofrenia. Estudio publicado por Scientific American.

Pero hay más. Mucho más.

Un informe en español.

Las drogas convierten a los países en narcoestados. O sea, afectan en términos de salud y en términos sociopolíticos. En Holanda en 2018 se habló de narcoestado. Allá, no lo olviden, legalizaron la marihuana.

Holanda ahora es un paraíso de las drogas sintéticas.

Holanda y las amenazas de los narcos.

El negocio del descargue de cocaína en el puerto de Rotterdam.

Entiendan también otra cosa: los narcotraficantes no van a dejar un negocio lucrativo. Cambian su mercado simplemente. Vean un caso cuyo documental puede verse en HBO.

La ONU ha reconocido que la legalización de las drogas abre muchas puertas indeseadas.

Miremos el caso de Estados Unidos

Volvamos a lo de la salud. Para un cuadro de los efectos dañinos de la marihuana, veamos el reporte de los CDC de Estados Unidos. Ver «La marihuana: ¿cómo puede afectar su salud?» en https://www.cdc.gov/marijuana/health-effects/es/index.html.

Miremos por ejemplo la marihuana y su efecto dañino en el cerebro, es uno de los apartes de ese reporte. Ver en los CDC en https://www.cdc.gov/marijuana/health-effects/es/brain-health.html.

El humo de la marihuana no es como el del tabaco. Veamos lo que dice la ciencia.

¿El uso ocasional no conduce a la adicción? Las drogas no son un juego. Todos los testimonios que conozco de adictos comienzan por lo mismo: una pequeña prueba. Un caso de una colombiana.


Ver también:

Esta entrada ha sido publicada en Aspectos humanos, Derecho del consumidor, Hermenéutica, Política, Salud, sociedad y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.