No se puede eludir la responsabilidad propia en lo que nos ocurre

En esta época de victimismo hay que recordar lo que advertía Aristóteles: cada quien contribuye mucho a su destino.

Esta entrada ha sido publicada en cultura, Derechos humanos, Educación, ideologías, sociedad y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.