Hay burros con títulos académicos

Los títulos no significan mucho si se es un burro a la hora de usar la cabeza. Tiene denominación precisa.

Claro que también es burro quien es bruto o incivil, eso no se le quita a quienes se merecen el adjetivo.

O sea que ser burro no es cuestión de estudios siempre.

La falta de criterio es un problema muy serio, según expongo en mi libro de hermenéutica.

Esta entrada fue publicada en Abuso del derecho, Aspectos humanos, Comunicación, Gestión del Conocimiento, Hermenéutica. Guarda el enlace permanente.