La condición resolutoria en Colombia

(Rawpixel)

Un acto administrativo es una declaración de voluntad formulada por funcionario competente con plenitud de formas previstas en la ley. Los hay generales (un reglamento sectorial, por ejemplo, como el Decreto 1078 de 2015, «Decreto Único Reglamentario del Sector de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones») y los hay particulares (aquellos referidos a una persona específica, natural o jurídica, como una licencia de funcionamiento). Una de las condiciones por las cuales puede terminar la vigencia del acto administrativo es porque ocurra la condición resolutoria, terminología que no todos conocen pero que debe conocer, sea funcionario público o no, porque la condición resolutoria aplica en ambos sectores.

Una condición resolutoria, en el caso de actos administrativos (o sea producidos por el estado), es aquella condición que una vez ocurrida supone lo que se llama pérdida de fuerza ejecutoria, es decir, de posibilidad de ejecución. Esto no evita que sigan las consecuencias de lo que haya ocurrido durante su ejecutividad, el asunto es más complicado, sino que en general ocurrida esa condición el acto administrativo ya no es ejecutable. Un caso clásico de condición resolutoria: el vencimiento del plazo de una licencia. Desde el día siguiente esta ya no tiene vigencia (lo que popularmente se llama una licencia vencida). Hay dos clases principales de condiciones cuando se refiere al ejercicio de derechos: condición suspensiva y condición resolutoria. Las define así el Código Civil de Colombia (es una norma del siglo XIX, por ello la «i» en lugar de «y»):

«Art. 1536. La condición se llama suspensiva si, mientras no se cumple, suspende la adquisición de un derecho; i resolutoria, cuando por su cumplimiento se extingue un derecho.»

Código Civil de Colombia

Ambas aplican en derecho privado y en derecho público (derecho administrativo).

En contratos civiles si una de las partes no cumple, pues la otra (siempre que sí haya cumplido) puede reclamar incumplimiento del contrato (es lo que se llama la condición resolutoria tácita).

La condición resolutoria tácita (o sea la posibilidad de reclamos en un contrato que una de las partes no cumple) está consagrada así:

«Art. 1546. En los contratos bilaterales va envuelta la condición resolutoria en caso de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado.
Pero en tal caso podrá el otro contratante pedir a su arbitrio, o la resolución o el cumplimiento del contrato con indemnización de perjuicios.»

Código Civil

En derecho administrativo se establece la siguiente regla:

«Artículo 91. Pérdida de ejecutoriedad del acto administrativo. Salvo norma expresa en contrario, los actos administrativos en firme serán obligatorios mientras no hayan sido anulados por la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo. Perderán obligatoriedad y, por lo tanto, no podrán ser ejecutados en los siguientes casos:

1 Cuando sean suspendidos provisionalmente sus efectos por la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo.

2 Cuando desaparezcan sus fundamentos de hecho o de derecho.

3 Cuando al cabo de cinco (5) años de estar en firme, la autoridad no ha realizado los actos que le correspondan para ejecutarlos.

4 Cuando se cumpla la condición resolutoria a que se encuentre sometido el acto.

5 Cuando pierdan vigencia.»

Artículo 91, Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.»

En realidad, todas esas son condiciones resolutorias. La del plazo contenido en el acto administrativo es la número 5 (pérdida de vigencia). La causal 4 se refiere a una regla a la que esté sometido el acto administrativo, bien en su propia redacción o bien en norma independiente que la contenga. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con la Agencia Nacional de Tierras, existe la siguiente condición resolutoria para el uso de ciertos subsidios:

«Condición Resolutoria: Es una herramienta jurídica que le permite a la entidad recuperar el valor del subsidio entregado, ante la verificación del incumplimiento de las obligaciones a cargo del adjudicatario, dentro de los doce 12 años siguientes al otorgamiento del subsidio contados a partir de la constancia de ejecutoria del Acto Administrativo de adjudicación o desde la inscripción en el Registro de Instrumentos públicos dependiendo en cada caso de la vigencia de la Ley. Esta condición va implícita en todas las Resoluciones de Adjudicación del Subsidio de Tierras y se declara cumplida mediante la aplicación de un procedimiento administrativo.» (resaltado fuera de texto)

Proceso administrativo para «Decretar la caducidad administrativa o aplicar la condición resolutoria, ante el incumplimiento de las obligaciones establecidas en la adjudicación de predios fiscales patrimoniales o en el otorgamiento de subsidios para la adquisición y acceso a la tierra.», Código ADMTI-P-008, en https://www.ant.gov.co/wp-content/uploads/2018/04/ADMTI-P-008-PROCEDIMIENTOS-ADMINISTRATIVOS.pdf.

Eso significa que los derechos derivados de un acto administrativo se pueden extinguir a causa de que ocurra la condición resolutoria. No cumplir los requisitos previstos en un acto administrativo o en la ley, pueden dar lugar a ella, como sucede en los casos de renovación de efectos de un acto administrativos. Si usted no cumple con los requisitos de tiempo, lugar o circunstancias, puede que se presente si ello acarrea la extinción del derecho en los términos de la norma aplicable.

Si usted observa con atención las normas que consagran registros, siempre hallará condiciones resolutorias del respectivo registro. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con el Registro Único de TIC de la Ley 1341 de 2009 y sus modificaciones, existe lo siguiente:

«ARTÍCULO 2.2.1.3.3. ARCHIVO DEL REGISTRO ÚNICO DE TIC. El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones archivará el Registro Único de TIC, en los siguientes casos:

(…)

2. Muerte de la persona natural o liquidación de la persona jurídica,

(…)»

Decreto 1078 de 2015

Hay más casos desde luego, en ese mismo artículo, pero el punto ya debe estar claro. En un contrato civil o en actos administrativos se pueden introducir muchas formas de condiciones resolutorias (se hará el tal o cual contrato a menos que antes ocurra tal o cual evento, etc.).

Esta entrada ha sido publicada en Derecho y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.