Dios ha muerto es un lamento, no un cuestionamiento

La frase «Dios ha muerto»  usada por Nietzsche en La Gaya Ciencia es famosa. No fue el primero en usarla. En realidad, el uso de Nietzsche, tiene que ver, sin meterse en temas de existencia o no de Dios, con qué hacer ante el vacío creado en la existencia y en la sociedad por la ausencia de una idea de Dios y lo que ello implica. En el pasaje pertinente (el no. 125 de La gaya ciencia) se pregunta incluso si la ciencia puede llenar ese vacío que, en mi parecer y atendiendo el texto, es motivo de tristeza. A la declaración «Dios ha muerto» sigue «nosotros lo hemos matado». Leamos el fragmento:

«El loco saltó en medio de ellos y los traspasó con su mirada. «¿Que a dónde se ha ido Dios? -exclamó-, os lo voy a decir. Lo hemos matado: ¡vosotros y yo! Todos somos sus asesinos. Pero ¿cómo hemos podido hacerlo? ¿Cómo hemos podido bebernos el mar? ¿Quién nos prestó la esponja para borrar el horizonte? ¿Qué hicimos, cuando desencadenamos la tierra de su sol? ¿Hacia dónde caminará ahora? ¿Hacia dónde iremos nosotros? ¿Lejos de todos los soles? ¿No nos caemos continuamente?» (NIETZSCHE F., La gaya ciencia, El Loco (nº 125), tomado de https://institutojohnhenrynewmanufv.com/wp-content/uploads/2023/09/Dios-ha-muerto-Nietschze.pdf) 

Es una pregunta: resolvamos el problema porque necesitamos una moral, por ejemplo. Hay que buscarla, no es relativa, y debe depender de algo más que un imperativo como el kantiano.

Una mesa redonda sobre el sentido de la frase en ese célebre filósofo.

Ahora. Con todo y las referencias que uno encuentra en Nietzsche contra la idea de un ser supremo, nunca me ha sido claro que él fuera anticristiano en sí sino solo anticristiano por la forma de vida que observara en cristianos. Pero dejemos esto de lado por ahora (lo mismo que mi propia experiencia cristiana), y reconozcamos que en realidad la frase «Dios ha muerto» también es cristiana. ¿No decimos en el credo católico de Cristo que «murió por nuestros pecados»? Para los católicos Cristo es Dios, como ocurre con la mayoría de las confesiones cristianas (los testigos de Jehová no creen que Jesús sea Dios). No solo es asunto del Credo, está en la Biblia, en la formulación más antigua del Credo:

«En primer lugar les he transmitido esto, tal como yo mismo lo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, como dicen las Escrituras;»

1 Corintios 15:3

Por tanto. Decir que «Dios ha muerto» no es nada nuevo. Si alguien quiere explorar el tema según el Catecismo de la Iglesia Católica, puede leerlo aquí, en la parte que explica el aparte pertinente del Credo.

Lutero usó la frase también, luego Hegel. Y aquí tal vez está el comienzo de la subjetividad moderna. Al respecto:

Hegel posiblemente sí se mete en una discusión teológica al usar la frase, en concreto acerca de la relación entre la pasión de Cristo y su divinidad. Pero eso es otra discusión, ya abordada por Santo Tomás. Lo cierto es que Hegel parece heredar la frase de ciertos usos luteranos y que se enfrentó al hecho ineludible de que, en últimas para luteranos y católicos, la divinidad de Jesús no es separable de su humanidad (al respecto el artículo EL SIGNIFICADO DE “LA DURA EXPRESIÓN DE QUE DIOS HA MUERTO”). Es otro asunto diferente a la propuesta de Nietzsche.

En fin. El número 125 de La gaya ciencia de Nietzsche es un lamento, porque señala que habiendo muerto Dios (lo hemos matado, dice el loco que pronuncia la frase) lo que queda es un vacío que no estamos seguros de cómo llegar. Heidegger sostendrá que aparece una nueva metafísica o, más bien quizás, el nihilismo, que no es propuesto por Nietzsche. Escribe un comentarista del texto pertinente de Heidegger:

«Sí Dios como fundamento suprasensible y como fin de todo lo real está muerto, y sí el mundo suprasensible de las ideas ha perdido fuerza obligatoria, despertadora y constructiva, ya no hay nada a lo cual el hombre pueda atenerse o con lo cual pueda guiarse, no queda nada, hay ausencia de obligatoriedad. Con esta posición metafísica se está a las puertas del nihilismo, que es la propuesta de Nietzsche.»

García Aguilar, Rodolfo. LA FRASE DE NIETZSCHE «DIOS HA MUERTO» SEGÚN MARTÍN HEIDEGGER. En https://www.redalyc.org/pdf/666/66612867015.pdf.

Escribe Heidegger:

«En el lugar de la desaparecida autoridad de Dios y de la doctrina de la Iglesia, aparece la autoridad de la conciencia, asoma la autoridad de la razón. Contra ésta se alza el instinto social. La huida del mundo hacia lo suprasensible es sustituida por el progreso histórico. La meta de una eterna felicidad en el más allá se transforma en la de la dicha terrestre de la mayoría. El cuidado del culto de la religión se disuelve en favor del entusiasmo por la creación de una cultura o por la extensión de la civilización. Lo creador, antes lo propio del dios bíblico se convierte en distintivo del quehacer humano. Este crear se acaba mutando en negocio.»

HEIDEGGER, M., Caminos de bosque, Alianza Editorial, Madrid, 1996, pp. 190-240.

No creo que al final Nietzsche apunte a un nihilismo. Criticar la moral previa, asentada en un ser supremo ajeno, no significa que no se busque una moral ni mucho menos se eluda la responsabilidad.

Por tanto. La frase «Dios ha muerto» de Nietzsche no es una declaración en perspectiva ontológica, sino un llamado a la reflexión, como ya dije, sobre qué hacer frente a lo que desaparece en ausencia de la idea de Dios, quien de todos modos puede o no existir (esta es conclusión lógica mía, no de ese filósofo). Por tanto, esa frase no es en favor del ateísmo, como usualmente se cree. Tiene otro propósito. Llamar a ejercer una verdadera libertad no dependiente de un ser supremo sino de cada quien, mas no de modo relativo. Es un reto al que aún estamos llamados a responder: a enfrentarnos a nosotros mismos con responsabilidad.

Nietzsche criticaba del cristianismo su aplicación, como hace Bertrand Russel en «Por qué no soy cristiano».

Noten que en ausencia de Dios igual se buscan otros dioses, tanto paganos (la madre tierra, por ejemplo, con día mundial reconocido por la ONU) como humanos (el che Guevara o Karl Marx, entre otros).

Un estudio a fondo es tema mucho más complejo, por supuesto. Si quiere un vistazo global sobre Nietzsche, vea el segundo video de los que están abajo.


Para comenzar a estudiar a Nietzsche con un experto:

La vida

La obra

Esta entrada ha sido publicada en cultura, Filosofía, Hermenéutica y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.